NOTICIAS / NOVEDADES

DERMATITIS ATÓPICA - NO SE CURA: SE CONTROLA.

Mayo` 08

© Luis Corbi

La dermatitis atópica es una enfermedad inflamatoria, crónica y hereditaria que se desarrolla en personas con predisposición hereditaria y puede afectar tanto a niños como adultos.

No existe una sola causa, más bien se trata de la confluencia de varias de ellas unidas al componente genético.

La dermatitis atópica va acompañada de:

- Brotes de eccema (inflamación superficial y eritema), sequedad, intenso picor y engrosamiento de la piel, en casos más graves aparecen vesículas y la piel puede infectarse.

- En periodos entre brotes la piel permanece seca incluso escamosa

- En un 45% de los casos se manifiesta antes de los 6 meses de vida en forma de manchas rojas en las mejillas y zonas de roce.

- Normalmente los brotes desaparecen en un 90% de los casos, pero la piel permanece seca y sensible

- Solo en algunos casos permanece en la edad adulta y se caracteriza por ser bastante severa

¿Cómo podemos tratarla?

En fase de brote es importante acudir al médico, el cual será el más indicado para darnos tratamiento. Pero si lo que buscamos es mantener nuestra piel entre brotes, debemos aportar hidratación y restablecer el manto lipidico de la misma con productos específicos en la farmacia. Además podemos seguir estos consejos a distintos niveles: